¿Qué es tokenomics o economía de tokens?

tokenomics

¿Tokenomics? Sí, TO-KE-NO-MICS.

No te preocupes si es la primera vez que escuchas hablar de este concepto. En realidad, es muy novedoso porque hace referencia a un tipo de economía que se ha puesto de moda en los últimos años, la del token. Está directamente relacionada con la tecnología blockchain y la tokenización de activos.

Así que, en este post vamos a profundizar en el término tokenomics, sus características y funcionalidades. ¿Nos acompañas?

 

Definición de tokenomics o economía de tokens

Nos trasladamos al corazón de las finanzas descentralizadas (DeFi) para hablar de tokenomics. Es un tipo de economía surgida a raíz de la tokenización de las cosas y la tecnología blockchain (cadena de bloques) sostenido por los tokens. Estos son activos digitales que representan activos reales, como un inmueble, una obra de arte, un coche o cualquier otra cosa que puedas imaginar. Por lo tanto, tiene la función de representar un activo real en el mundo digital, es creado en la parte superior de una cadena de bloques y está regido por un contrato inteligente.

La economía de los tokens es un concepto muy interesante y tan poderoso que podría cambiar el sistema económico con el que funciona el mundo. Y todo gracias a las características que lo constituyen.

 

5 características diferenciadoras de tokenomics

Igual que la economía tradicional no funciona sin la administración de bienes y servicios, un sistema y una estabilidad en la inflación de los precios, la economía del token tampoco funciona sin tecnología blockchain, comunidad, distribución, dinamismo y gobernanza. Vamos a explicar con todo lujo de detalles en qué consiste cada una de estas características:

  • Tecnología blockchain

Sin blockchain no hay tokenomics, un hecho que abre nuevas e inexploradas posibilidades en el desarrollo de la economía. La cadena de bloques es la herramienta que permite la descentralización que exige la economía del token. ¿Por qué? Porque genera una base de datos descentralizada y distribuida con la que registrar transacciones de valor entre muchas computadoras.

  • Comunidad

Sin comunidad, tampoco hay economía del token. Cuando un fenómeno revolucionario como tokenomics cuenta con el respaldo del público, su desarrollo es más creciente y estable, así como su empuje y presencia en la sociedad. De no ser por la acogida que han tenido las criptomonedas en el público, su funcionamiento y evolución no hubieran sido posibles. 

  • Distribución 

Cuando disponemos de un público interesado en la economía del token en cualquiera de sus aplicaciones (criptomonedas, tokenización de deuda, digitalización de obras de arte, etc.), resulta más fácil impulsar su uso. Sin embargo, esto solo podemos conseguirlo a través de la distribución de los activos digitales para que la comunidad pueda utilizarlos. La minería es una de las prácticas más populares para lograr dicha distribución.

  • Dinamismo

Además de mantener los precios de la economía del token estables, existe otro reto todavía mayor, el del dinamismo económico. Es decir, el desarrollo y la promoción de un determinado comportamiento en el público. Para conseguirlo, tokenomics se enfoca en el flujo de los activos digitales y en la política monetaria.

  • Gobernanza

La economía del token está sujeta a una serie de reglas en el desarrollo y el mantenimiento de la red que pueden variar de una cadena a otra. Por ejemplo, Ethereum funciona bajo un gobierno descentralizado, sin una autoridad central, gracias a la intervención del público, pero existen otras redes con reglas diferentes en el uso del token en cuestión.

Además de estas características, la economía del token debe tener una utilidad en el mundo real, porque una iniciativa que aporta valor al usuario es una iniciativa en la que vale la pena invertir. ¡Recuérdalo!

 

Casos de uso de la economía del token

Lo que comenzó siendo una criptomoneda bajo la iniciativa de Satoshi Nakamoto allá por 2008, ahora se ha convertido en la cuna del desarrollo de nuevos casos de uso del token. De ahí, que ya no hablemos únicamente de Utility Tokens (Tokens de Utilidad), sino también de Security Tokens (Tokens de Seguridad), Equity Tokens (Tokens de Equidad) y Governance Tokens (Tokens de Gobernanza).

Todos estos son tokens fungibles, dado que permiten intercambiar bienes o servicios y reservas de valor, pero también existen los tokens no fungibles, que permiten representar objetos del mundo real con cualidades únicas en una blockchain a través de un smart contract. Sirva de ejemplo una obra de arte.

En general, aquellas iniciativas de la tokenomics que logran mejorar algún punto de la sociedad, también consiguen un claro impacto en el mundo real que permite trasladar lo tangible al mundo digital. ¿Cómo es posible? Tokenizándonolo y permitiendo al público interactuar con él de una forma que nunca hubiéramos podido imaginar.

 

Los mitos de la tokenomics

La economía del token funciona por una razón muy simple: la comunidad de usuarios e inversores en tokens se han percatado de que estos activos pueden ayudarles a construir un ecosistema económico mucho más sostenible.

Sin embargo, para comprender la economía de los tokens en profundidad, es importante aclarar algunos de sus mitos más populares:

  • La gente tiende a confundir token con criptomoneda. No son lo mismo, puesto que una criptomoneda es un token, pero un token no tiene por qué ser necesariamente una moneda virtual. Estas nacen en sus propios libros de contabilidad o blockchains, pero los tokens son activos digitales que requieren de otra plataforma blockchain no propia para su funcionamiento.

 

  • El objetivo del token y de la criptomoneda no es el mismo. Una moneda virtual puede utilizarse como medio de pago en aplicaciones descentralizadas, funcionando como un Utility Token. Con ellas, se pueden hacer pagos rápidos e instantáneos, a un bajo coste, evitar cargos de transacción y enviar dinero a cualquier parte del mundo en cuestión de minutos. Las utilidades del token son mucho más amplias, pero su función principal es la de gobernar un modelo de negocio, dotar de poder al usuario para interactuar con sus productos y facilitar la distribución de beneficios entre los participantes.

Ahora que hemos llegado al final de este post, es el momento de resolver todas tus dudas acerca del funcionamiento de tokenomics o economía del token. En HauxT, estaremos encantados de ayudarte.